Experiencias Personales Real Life

”Era un chico, que me pareció bastante atractivo y tenía algo que me hizo sentir curiosidad”

Más experiencias de pareja, hoy les compartimos está que nos ha llegado hace unas semanas. Esperemos les guste como todas las que nos llegan y agradecemos vuestras colaboraciones.

Mi experiencia empezó hace unos años, cuando ya harta de tanto palo y decepciones, conocí a la persona, que considero la más increíble que he visto en mi vida. Y siempre he dicho y diré, que todo llega cuando tiene que llegar, y las cosas ocurren por algo…

Una tarde hablaba con una amiga, mientras ésta me enseñaba fotos en las que aparecía con su pareja; cuando no pude evitar pedirle que volviera a pasar una foto que me había llamado mucho la atención. Era un chico, que me pareció bastante atractivo y tenía algo que me hizo sentir curiosidad, ya que jamás me lo había mencionado, ni enseñado en sus fotos habituales. Enseguida le pregunté por él… y ella me contó que era un buen amigo de su novio.

Automáticamente le dije que me lo presentara un día, que si era tan maravilloso como ella contaba y ahora formaba parte de su nueva vida, mínimo merecía la pena tener su amistad ( esta parafernalia se la solté solo para que me lo presentara, ya que claramente me gustó).

Al tiempo organizamos un almuerzo en casa de esta chica, y cuando llegué, mi sorpresa fue que nada mas abrirme la puerta, muy emocionados me dicen que ÉL estaba en la cocina. Yo enseguida me puse roja como un tomate y decidí adoptar mi irresistible actitud de ligar; lo cual no es nada irresistible y seguramente aparente ser más torpe aún.  Pero bueno, me fui directa a la cocina y allí estaba…acompañado de una intrusa que me puso de muy mala leche, porque pensé que estaba ligando con él. Igualmente, a pesar del chasco me pareció un chico guapo, agradable y MUY tímido.

Durante la comida, hablamos y nos conocimos un poco. Y la verdad, también noté interés por su parte, pero al mismo tiempo me daba cuenta de que el muchacho evitaba tener conversación directamente conmigo. A partir de ahí empezamos a quedar todos juntos y cada vez yo me sentía más interesada, pero él se me apartaba y notaba que algo le pasaba conmigo; creí que no llegué a caerle del todo bien cuando me conoció mejor, por eso le dejé su espacio y no insistí más.

Pero un día, todos sentados en la mesa, lo pasábamos bien mientras bromeábamos y comíamos. Entonces él contestó a un comentario que le hicimos en grupo, y lo hizo mirándome directamente a mi (algo nuevo que me permitió fijarme en sus bonitos ojos verdes), y sonreía mientras me quitaba la mirada. En ese momento sentí que me enamoré ÉL.

Todo mejoró y seguimos haciendo planes en común, pero siempre con la “espinita” de que algo le ocurría, porque no se atrevía a dar el paso de hablarme claramente y si lo intentaba se ponía muy nervioso e incluso más de una vez tuve que llevarle a urgencias porque se ponía malo. Cuando por fin se animó a quedarse a solas conmigo y decirme que le gustaba (lo cual me puso como loca), él no paraba de decirme la frase: “pero tengo un problema que no puedo ignorar”.

Ni siquiera pudo seguir hablando conmigo, hasta el día siguiente, de lo traspuesto que se quedó.

Fue entonces cuando me contó y me explicó que su “problema” era, ser un chico trans y todo lo que significa, ya que yo aún no tenía demasiada información sobre el tema y me consideraba ignorante. No pude evitar responderle de sopetón : -¿Y cuál es el problema?

Y ÉL sonrió.

En ese momento parecía muy segura y fuerte (y yo me lo creía) hasta que empecé a conocer su historia...el paso por el colegio, su infancia, adolescencia, el primer tratamiento hormonal, la integración en la familia…y aunque por encima de todo sentí y siento orgullo y alegría de poder ver la persona que es; me enseñó que también hubo tristeza y miedos en su vida.

Miedo insoportable que experimenté cuando llegó el momento de pasar por el quirófano, y solo sé que toda mi fortaleza y seguridad se fueron al piso…Es algo que no se puede describir.

Pero no todo son penas y tristeza en este proceso, porque aunque la sociedad actual aún no lo entienda del todo, hay mucha emoción, ilusión y ganas de comenzar una nueva vida que puede ser increíble, donde ellos puedan elegir su propio rumbo; sólo hay que darle la vuelta y saber mirar a las personas como lo que son…PERSONAS.

Y así comenzó lo que hasta hoy, es para mi la mejor experiencia que he vivido, y que me ha enseñado que lo más importante y que lo que debemos perseguir en esta vida, es la felicidad, el respeto y el amor incondicional.

Si quieres hacernos llegar tu experiencia personal como chico transexual, como familiar o como pareja de un chico trans, no dudes en enviarnos un email a contacto@transboys.es contándonos tu punto de vista. ¡Nosotros te leemos!

Tal vez también te interesa

Sin comentarios

Responde